sábado, 21 de febrero de 2009

Alimentos y sus propiedades: propiedades anticancerígenas del ajo (Allium sativum L.).

Introducción
Quisiera empezar esta sección con un condimento tan frecuente y emblemático en la cocina española como el ajo (Allium sativum L.). Además de ser uno de mis ingredientes favoritos, me resulta muy fácil escribir sobre este alimento debido a la amplia e interesante literatura científica de la que es protagonista. En la actualidad es posible encontrar en internet una vasta información sobre las multiples propiedades culinarias y medicinales del ajo así como sobre sus aplicaciones en el tratamiento del reumatismo, artritis, colesterol, fiebre o incluso como desinfectante y vermífugo. Desde el punto de vista científico, el ajo es sin duda un alimento sorprendente debido a sus potenciales efectos beneficiosos; sin embargo no debemos olvidar que todas las virtudes terapeuticas asociadas a él han sido estudiadas en su mayoría in vitro o en modelos animales [1, 2, 23], careciéndose de datos clínicos o epidemiológicos fiables sobre muchas de estas propiedades. Por otro lado y aunque la tradición popular considere al ajo como un remedio para el tratamiento de infinidad de problemas, es necasario también decir que, tal como frecuentemente ocurre con este tipo de conocimiento, no todas las aplicaciones se sustentan sobre una base científica y por ende pueden resultar peligrosas [3, 4, 5, 6, 7]. No obstante, con esto no quiero dar a entender que la experiencia popular deba de ser desdeñada, puesto que su importancia en el desarrollo de múltiples tratamientos para procesos tales como el dolor y la inflamación, entre otros, ha sido sobradamente demostrada [8].

Propiedades del ajo sobre el cáncer

Tal vez entre las propiedades más comúnmente vinculadas al ajo, la más interesante sea su efecto anticancerígeno [9,10, 11]. Este se debe fundamentalmente a la actividad neutralizadora de radicales libres asociada a distintos compuestos sulfurosos contenidos en el ajo, tales como el sulfuro de dialilo [2, 10, 12] la alicina [13] o la aliina, así como a diversos compuestos flavonoides y a las vitaminas A, D y E también presentes en el ajo. Para que todo el mundo lo entienda, un radical libre es un compuesto extraño y peligroso que puede tener como origen, entre muchos otros, el oxígeno que tomamos al respirar. Algunos organismos utilizamos el oxígeno como parte del proceso de obtención de la energía que necesitamos para vivir. Cuando en este proceso el oxígeno sigue su cauce “normal” se convierte en agua, pero frecuentemente el proceso no es perfecto y en lugar de agua se forman compuestos altamente reactivos derivados del oxígeno que actúan como radicales libres. Los más comunes se denominan ión superóxido y peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) y dan lugar a lo que se llama estrés oxidativo. A este se le considera el culpable, entre otras cosas, del deterioro celular que se produce durante el envejecimiento, así como un posible factor desencadenante del cáncer [14]. A las sustancias capaces de neutralizar a estos y a otros posibles radicales libres se las llama antioxidantes y a los alimentos como el ajo que los contienen se les considera, a veces exageradamente, auténticos milagros contra el cáncer. En el caso del ajo, al efecto antioxidante de alguno de sus constituyentes [2,10, 12, 15, 16, 17, 18] se añaden sus propiedades inhibitorias de algunos procesos implicados en la progresión de las células tumorales tales como la angiogénesis [19, 20, 21]. Desde el punto de vista clínico, lo más probable es que el ajo por sí solo no tenga un poder significativo de curación del cáncer [22], aunque podría ser un buen complemento a los tratamientos empleados actualmente. Lo que en realidad sugieren los datos experimentales es un papel protector del ajo [11, 23], no exclusivo de este alimento, potencialmente útil en la prevención de la enfermedad. Sin embargo, y pese a todo el esfuerzo por demostrar la propiedades anticancerígenas del ajo, existen pocos estudios epidemiológicos concluyentes de la correlación entre su consumo elevado y una menor prevalencia del cáncer [24]. Otra idea que conviene aclarar es que el ajo tan solo es uno más de la amplia lista de alimentos propuestos como anticancerígenos, la cual incluye entre otros a casi todas las frutas (25, 26) dado su alto contenido en vitamina C, a infinidad de verduras y hortalizas [26, 27], al cacao [28], al té en cualquiera de sus variedades [29], e incluso al vino tinto en dosis moderadas [30]. Lo cierto es que casi cada día nuevos alimentos pasan a formar parte de esta lista que dentro de poco será infinita, lo cual nos lleva a la conclusión de que para prevenir el cáncer no es necesario ingerir hasta aborrecer un único de estos alimentos, sino que dada la amplia diversidad de los mismos, una dieta lo suficientemente variada contendrá una dosis adecuada para reducir, o al menos para no incrementar, nuestro riesgo de padecer la tan temida enfermedad.


Efectos adversos del ajo

Por otro lado, y sin perjuicio para sus múltiples bondades, existen algunos riesgo asociados a un elevado consumo de ajo. Un ejemplo de ello son los casos de quemaduras producidas como consecuencia de su uso tópico inadecuado [31]. Estas lesiones son debidas a la acidez de muchos de sus componentes, una característica que cualquiera puede confirmar simplemente mordiendo un ajo crudo. En este sentido y como sugerencia para aquellos que deseen ingerir ajo en grandes cantidades, es posible neutralizar la acidez de este y también de otros condimentos, mezclándolos con yogurt. Esto se debe a las propiedades tampón del yogurt en las cuales profundizaré en un experimento que publicaré próximamente. Además de su capacidad de provocar quemaduras, el ajo tiene muchos otros efectos adversos potenciales tales como interferencias con ciertos tratamientos como aquellos con efecto anticoagulante o los usados contra el SIDA [32, 33].

Conclusiones
Para terminar, mi visión del tema es que ni este ni ningún otro alimento han demostrado ser la panacea para la curación o incluso la prevención del cáncer. Lo lógico es pensar que la prevención de cualquier enfermedad depende de hábitos generales y no del consumo de un solo alimento por beneficioso que este pueda parecer. En relación con los estudios epidemiológicos que evidencian una correlación entre consumo de ajo y menor incidencia de cáncer, cabe decir que las correlaciones no son inequívocas y a menudo existen fruto de la coincidencia, y otras veces es difícil aislar el hábito que se pretende estudiar (consumo de ajo por ejemplo) de una multiplicidad de conductas (el resto de pautas de los individuos sigue en su vida cotidiana).

Bibliografía
[1] Cancer Res. 2008 Nov 15;68(22):9503-11.
[2] Hum Exp Toxicol. 2008 Jan;27(1):55-63.
[3] J Ethnopharmacol. 1982 Sep;6(2):161-90.
[4] Toxicol Appl Pharmacol. 2008 Feb 15;227(1):125-35.
[5] J Gen Intern Med. 2008 Jun;23(6):854-9.
[6] Pediatr Emerg Care. 1987 Dec;3(4):258-60.
[7] Ann Pharmacother. 2008 May;42(5):653-60.
[8] Phytother Res. 2004 May;18(5):343-57.
[9] Biofactors. 2006;26(2):93-103.
[10] Asia Pac J Clin Nutr. 2008;17 Suppl 1:249-52.
[11] Cancer Lett. 2007 Mar 18;247(2):167-81
[12] J Biochem Mol Toxicol. 2009 Feb 6;23(1):71-79.
[13] Crit Care Med. 2008 Dec;36(12):3226-32.
[14] Arch Toxicol. 2007 Oct;81(10):675-81.
[15] J Med Food. 2008 Sep;11(3):582-6.
[16] Food Chem Toxicol. 2008 Feb;46(2):619-27.
[17] Acta Diabetol. 2008 Dec;45(4):243-51.
[18] Life Sci. 2003 May 23;73(1):81-91.
[19] Iran J Allergy Asthma Immunol. 2008 Dec;7(4):203-8.
[20] Cancer Lett. 2008 Oct 8;269(2):305-14.
[21] Adv Exp Med Biol. 2001;492:69-81.
[22] Anticancer Agents Med Chem. 2008 Apr;8(3):313-21.
[23] Effect of garlic on lipid peroxidation and antioxidation enzymes in DMBA-induced skin carcinoma. Nutrition.2008Dec10.
[24] Am J Clin Nutr. 2009 Jan;89(1):257-64.
[25] Cancer Causes Control. 2009 Feb 5.
[26] Aktuelle Urol. 2009 Jan;40(1):37-43.
[27] Cancer Res. 2009 Feb 17.
[28] Eur J Cancer Prev. 2008 Feb;17(1):54-61.
[29] Cancer Res. 2009 Feb 17.
[30] Asian Pac J Cancer Prev. 2008 Apr-Jun;9(2):187-95.
[31] Ugeskr Laeger. 2000 Dec 11;162(50):6853-4.
[32] Mol Nutr Food Res. 2007 Nov;51(11):1386-97.
[33] Br J Dermatol. 1995 Jan;132(1):161-2.

3 comentarios:

  1. ...He encontrado tu blog... por mi afán de buscar recetas de cocina de cualquier tipo... en este caso el ''Semla'' como dulce típico de las fechas de Pascua... De paso pido permiso para poder utilizar tu receta traducida... (este es un remordimiento que ''me entra'' cuando leo que otras personas piden permisos...como es tu caso)...

    ...De paso... he echado una ojeada a tu ''ajo''... y creo que tienes mucha razón cuando dices... que el mejor anticancerígeno es el comer variado... y sin excesos añadiría yo...

    ...Por algún lado... creo que he leido... que algunas comunidades...(alemana?)... por comerlo en exceso y durante periodos largos de tiempo... generan algún tipo de patología... (desconozco el término y los síntomas en este momento)... A partir de esa fecha... reduje mi dosis... pues soy una de esas personas que toman ajo en demasía...con todo lo utilizo... legumbre... sofritos... salsas... carnes... pescados...(me encanta el ''filete invisible''... pan + ajo machacado + aceite de oliva virgen)...
    ...Un saludo...

    ResponderEliminar
  2. Los médicos recomiendan una buena alimentación, variada y sana, para estar prevenidos frente a las enfermedades, y que nuestro cuerpo cuente con las defensas necesarias a fin de afrontar cualquier agresión externa.
    Ante ello, elegir los alimentos que vamos a consumir se vuelve una tarea fundamental a la hora de cuidarnos y cuidar a nuestra familia.
    Uno de los alimentos, que conozco de cerca como productor son los arándanos, muy ricos en vitamina C. Aunque se sabe que la vitamina C no cura la gripe, ni los resfríos ni las afecciones propias de la época invernal, sí que puede aliviar los síntomas y reducir el tiempo de duración de las mismas.
    Una de las tantas personas que estudiaron las propiedades de los alimentos es el Profesor Itzhak Ofek, investigador en la Facultad de Sackler de la universidad de Tel Aviv de Medicina, cuyas evaluaciones durante las últimas dos décadas demuestran que el jugo del arándano no solo combate las infecciones de la zona urinaria, sino que también dicha bebida tiene calidades medicinales adicionales exhibiendo características antivirus contra la gripe, y disminuyendo además el riezgo de producirse úlceras gástricas.
    En la composición del arándano encontramos altos contenidos de Vitaminas C, A y B6, además de ser rico en fibras, libre de grasas y de colesterol, y aporta buenas cantidades de minerales como el Potasio, Cobre, Manganeso, Calcio, Hierro, Magnesio y Fosforo. Fuente: www.nutricion.pro
    El arándano también se destaca por su efecto antibiótico, antioxidante y desinflamatorio. De hecho estudios realizados han demostrado que por su alto contenido en antioxidantes su consumo ayuda a evitar algunos tipos de cáncer. Los antioxidantes también aumentan el colesterol bueno y retrasan el proceso de envejecimiento.
    Desde ya que siempre debe consultar con su médico en todas las cuestiones relativas a la salud.
    Para mayor información se puede consultar a: www.blueberry.org

    Desde hace unos años, contamos con producción de arándanos en Argentina, pero prácticamente la totalidad se exporta, justamente por los requerimientos de los países del hemisferio norte, principalmente Estados Unidos, ya que la consideran una fruta muy saludable, además de rica. Es por eso que los productores de arándano queremos llegar en forma directa a los consumidores para acercarles este alimento que está muy bien considerado entre los especialistas en salud y nutrición, justamente por las propiedades que posee, y hacemos nuestro esfuerzo para que se conozca en Argentina que existe arándano local de muy buena calidad, y que es una fruta a tener en cuenta en la dieta de nuestras familias, especialmente en estos momentos en los que debemos estar muy bien alimentados para prevenir las enfermedades que nos asechan, o para reducir el impacto que producen en el organismo.

    Establecimiento Guadalupe
    Producción de arándanos
    Ruta 9 -Km. 170- (Autopista Bs. As. - Rosario)
    San Pedro, Provincia de Buenos Aires.

    Dr. Jorge Antonio Kaial
    Depto. Comercial.
    (0341) 156 172551

    THE BERRY STORE.
    Productos gourmet con arándanos.
    www.berrystore.com.ar
    info@berrystore.com.ar
    http://theberrystore.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Para que sirve el ajo? Esta pregunta la he recibido miles de veces y la respuesta es muy larga. Combate resfriados, previene el cáncer, baja la presión, baja el colesterol, ayuda a mejorar la memoria, ayuda a la desintoxicación, y muchas otras cosas mas. Los suplementos de ajo son una alternativa muy saludable para balancear nuestro cuerpo.

    ResponderEliminar